Cómo conocí a mi peregrino y actual compañero de vida. Amor en el camino. (I)

Cómo conocí a mi peregrino y actual compañero de vida. Amor en el camino.

Necesitaba superar alguno de esos miedos que siempre nos rondan por la cabeza. Tenía que ser capaz de lanzarme en solitario al Camino. Ya había hecho anteriormente el Camino Primitivo, con mi expareja y ahora amigo (espero que para toda la vida) y donde conocí a gente maravillosa (espero que también amigos para toda la vida).

Pero esta vez tenía que ser el Camino Aragonés en Solitario. Y cómo tenía un mes entero para caminar, mi plan inicial era, al llegar a Puente la Reina de Navarra, que serían unos 5 días, marcharme otra vez a hacer el Primitivo u otro camino. No quería seguir por el Francés porque siempre decían que estaba muy masificado. Y yo quería un camino solitario. Elegí el Camino Aragonés porque le tengo pasión al Pirineo Aragonés y creí que me sentiría respaldada por mi amada Cordillera de Altas Cumbres.

Mi miedo no era a los kilómetros, ni a la incapacidad física de caminar un mes entero… sabía que eso lo tenía superado a pesar de mis problemas de espalda (a no ser que sufriera algún accidente caminando, que todo puede ser)

No tenia miedo a las ampollas ni a que mis pies o el cansancio me echaran el camino a perder. Siempre tengo la sensación de que sería capaz de caminar todos los días de mi vida, eternamente… sin cansarme en exceso. Mi miedo era más interno.

Era miedo no ser capaz de dejarme llevar en el camino, era miedo a lo que pudiese suceder en mi cabeza el hecho de lanzarme a la aventura en solitario. Era miedo al miedo. Necesitaba sentir que era capaz de coger aquél autobús con destino a Zaragoza y dejar que mi mente fluyera y se dispusiera a sentir todo aquello que aquél camino me ofreciese. Necesitaba dejar volar mi mente, libre de opresiones impuestas por mi misma.

Y con todo el miedo que tenía me obligué a marcharme y me obligué a dejar el miedo en la estación de autobuses de Valencia. Compré el billete de autobús varios días antes.

El autobús no me gusta para viajar, lo veo agobiante, pero las otras opciones que vi Valencia-Somport, para salir el día que quería salir… eran inviables. Así que… tuve que comprar billete de autobús por internet. Elegí una plaza cerca de la puerta, cuando hice la compra los asientos estaban casi todos vacíos. Pensé que haría el viaje sola, mejor… debido a mi trabajo, la saturación mental que llevaba, quería un camino solitario, no me apetecía coincidir con mucha gente, quería estar sola. Estaba asustada.

El día anterior de coger el autobús fui a hacerme un masaje con el que era en aquel momento mi maestro de Taichi, Carlos. Este hombre tiene una energía especial y sales de sus masajes con una paz interna que en aquel momento necesitaba… Pues bien, llegó el día… estaba nerviosa pero dispuesta.

Me fui a la estación de autobuses de Valencia y estuve merodeando por allí y esperando a mi autobús. Por fin subí a mi autobús, en la plaza de al lado había un chico sentado. Lo saludé. – Hola, qué tal. Y pensé (mierda, ya tengo compañero de autobús. No me apetecía).

El chico empezó a darme conversación y se mostraba demasiado agradable para mi gusto (hay que decir que si no tengo ganas de palique puedo parecer muuuuy estúpida). El chico empezó a tomarse demasiadas confianzas conmigo y empezó a molestarme y se lo dije (qué mal empiezo mi camino, pensé). Seguía subiendo gente al autobús. Se acercó un chico a mi asiento y le dijo a mi compañero de asiento: –Perdona, pero ese es mi lugar. Los tres miramos los billetes y era cierto, así que el chico que estaba sentado a mi lado se fue a su asiento y el chico que acababa de llegar se quedó sentado a mi lado. Ummmm qué chico más guapo, pensé. Espero que no me diga nada en todo el camino (pensé también).

Total, el autobús se puso en marcha, me despedí de mi miedo, le dije que se iba a quedar allí en la estación de Valencia para siempre y mi nuevo compañero de asiento no me dirigió la palabra en todo el trayecto hasta Zaragoza (qué bien, pensé. Guapo y calladito) Yo tampoco le dirigí la palabra en todo el trayecto. Él se puso sus auriculares y yo intenté dormir.

Al llegar a Zaragoza todos bajamos del autobús. Yo me fui a comer con mi mochila y después me fui a buscar el autobús que me llevaría a Jaca (tenía dos horas y media de espera). Después de comer me senté en un banco de la estación.

De repente vi por ahí a mi compañero de asiento del autobús (con el que no hablé) cargado con una supermochila y con un saco de dormir y me fijé que llevaba unas botas de montaña considerablemente aparatosas…. Ostras! Pensé, este chico es alpinista seguro. Tiene pinta de ser un Suizo que se ha hecho varias cimas en los Alpes…. ¿Estará esperando algún autobús también para subir al Pirineo a hacerse algún 3000?

Seguí sentada en el banco y él pasó por delante sin decirme nada. Se fue al cuarto de baño que estaba cerca. Cuando salió y me vio se acercó y me dijo: –Hola, qué tal? Vas a hacer el camino? Y yo…. le dije: Sí?!?!?!?! Tú también?!?!?!?!?! Y me dice sí, empezaré en Somport. Yo no daba crédito… no podía ser… un tío bueno, que resulta que no era alpinista, sino peregrino y que iba a hacer el camino Aragonés ¿¿¿¿¿¿????? ¿¿¿¿Y de Valencia??? No podía ser. ¿¿¿Estaba soñando??? Se presentó. Me dijo su nombre y me dio la mano (en lugar de dos besos como estamos acostumbrados aquí…) eso me encantó.

Me acordé de mi “equivocado compañero de autobús plasta y cansino casi baboso” y me encantó que mi nuevo compañero de autobús mantuviese las distancias. Total que nos presentamos. Yo sí le pedí dos besos que para mi era lo normal y nos sentamos a hablar en el banco….

El resto de la historia la dejo para otro post 😉

5 Comments

  1. Nestor García Durán

    desde luego muy bien narrado,esperanado la continuación, te doy un saludo desde Riba-roja de Turia

  2. Manuel

    Hola !!!!
    Mi nombre es Manuel ,trabajo y vivo en el camino frances, justo despues de Riego de Ambros , en un cafe llamado CAFE LA FE.Nosotros formamos parte del elenco de historias de amor en el camino, y mi pareja Svetlana, ha creado un blog llamado caminolovestories,donde se comparten las diferentes historias de amor en el camino , ya sea frances aragones portugues ….camino.Asi que si os apetece alli podeis compartir vuestra historia junto la de muchos otros.Gracias y buen camino.

Comments are closed.