César estuvo años caminando las Canarias, ¡camina por pura pasión!

Uno de nuestros primeros logros después de nacer y gatear es sin lugar a dudas ponernos en pie y caminar, algo que seguiremos haciendo el resto de nuestros días. Unos caminan por obligación y otros además, lo hacemos por pura pasión, caminar me aporta muchas satisfacciones es una sensación de libertad y felicidad que es difícil describir con simples palabras. Siempre me ha gustado caminar sobre todo en medio de la naturaleza y en lugares poco habitados, estuve años recorriendo las islas canarias por sus caminos reales y senderos casi olvidados disfrutando de vistas y rincones realmente sorprendentes que tenemos en estos minicontinentes, unas islas, la canarias que no dejan indiferentes a quien las visitan. Pasaron unos años en los que dejé de caminar y me dediqué a otras actividades pero por circunstancias de la vida descubrí el Camino de Santiago y se volvió a despertar en mi la necesidad de caminar y conocer nuevos lugares, ahora reconozco que necesito ir cada año a hacer alguno de los caminos que llevan a Santiago de Compostela, en ellos siento una paz interior y una felicidad que no conocía. Próximamente iniciaré el camino del Norte y será ya mi sexto camino en el que espero descubrir nuevos lugares, descubrir la gastronomía de la zona y sobre todo conocer gente especial, gente que sino fuera por esta pasión de caminar seguramente nunca hubiera conocido y que tanto han aportado a mi vida, a todos les deseo…
BUEN CAMINO CAMINANTES.