“La vida es muy simple, pero lo complicado es ser simple” (Arkaitz)

http://atalayero.com/

“Me gusta hacer el camino, y me gusta viajar sólo. Es una forma muy práctica de tomarse un respiro de la rutina que atenaza los sueños, para así poder reflexionar de hacía adonde queremos continuar; me sirve para echar la vista atrás y hacer las paces con mis recuerdos; es como llevar en la cabeza cada cosa que me preocupa, cada cabo suelto, como si estuvieran escritos en papelitos pequeños, todos juntos y revueltos, dentro: y de forma inconsciente, simplemente centrándose en seguir dando el siguiente paso, es como si sacara todos esos papelitos con problemas, dudas, preguntas, fracasos, decepciones, decisiones pendientes,… y cualquier cosa que se os ocurra que no os deja ver con claridad, y que os pesa en la mochila de la vida; y de repente, los tiras todos al suelo, y te quedas quieto, y el viento se lleva los que no son importantes, y te das cuenta, de los cientos de papelitos que estaban estorbándose unos a otros dentro de tu cabeza. Y los verdaderamente importantes son esos cuatro. ¡Cuatro nada más! Y lo más gracioso de todo, es que de las 4 cosas importantes  que tienes que encarar, tomando decisiones, milagrosamente, las soluciones se convierten en fáciles y simples. Y es que la vida es muy simple, pero lo complicado es ser simple.”