3 Comments

  1. Luis Maggiori

    Estimada Nieves:
    Te estoy escribiendo desde la ciudad de La Plata, Buenos Aires, Argentina. He visitado tu página porque me estoy preparando para realizar el Camino de Santiago este año, pienso que estaré por España los primeros días de julio. Como no dispongo de mucho tiempo dado que soy docente y estaría aprovechando mis vacaciones de invierno (que son la segunda semana de julio) estoy pensando que debería caminar 30 kilómetros por día. Por el momento llevo 20 días de caminata y estoy haciendo 20 kilómetros por día. Creo que no está mal pero hago todo este preámbulo para hacerte la pregunta clave: ¿debo caminar todos los kilómetros que me proponga por día sin parar? ¿O puedo hacerlo en dos etapas? (digo: salir temprano por la mañana, caminar 4 horas, descansar por el camino un par de horas y, luego proseguir otras tres o cuatro horas). Hago esta pregunta porque cuando vuelvo a mi casa, después de caminar, no me puedo ni mover, siento que no podría volver a comenzar. Y mi tema es que tengo todo el mes de julio y solo una semana o diez días del mes agosto. Luego tengo que estar en Argentina para corregir exámenes, cerrar notas y demás.
    Bueno, Nieves, esa es mi pregunta: si hago la jornada sin parar o se puede hacer en dos etapas.
    Un saludo cordial desde el fin del mundo.
    Luis

  2. Hola 🙂 Tranquilo, se puede hacer en las fases que quieras. De echo, yo en el Camino, nunca hago de tirón y suelo llegar a los albergues por la tarde e incluso por la noche. Prefiero tomármelo con calma, paro a desayunar, a almorzar, incluso me echo alguna siesta por el camino y continuo caminando por la tarde. En algún Camino he llegado a Santiago por la noche, la Plaza con esa luz tenue y relajada es preciosa. Disfruta del camino, no lleves prisa. Te cansarás menos, y al día siguiente no te supondrá tanto esfuerzo volver a comenzar. Haz los descansos que necesites.
    ¡¡Buen Camino!!

Comments are closed.