Reflexión sobre la indumentaria nos hace Amparo

Mi aportación para el blog:

Para mi caminar no es nada nuevo… lo he hecho siempre. De pequeña mis padres me llevaban siempre de excursión al campo a dar lo que yo consideraba paseos interminables. Ahora, caminar por la montaña es algo lógico, es parte de mi forma de vida. Lo único que ha cambiado tal vez sea la indumentaria… ahora vamos muchos con ropa del Decathlon o algunos nos compramos ropa más técnica todavía… con esto de que se ha puesto de “moda” caminar, las marcas de ropa deportiva están haciendo el agosto… antes con un chándal normal lleno de parches y unas simples zapatillas deportivas íbamos a todas partes… ahora parece que si no llevamos “goretex” nos va a pasar algo en los pies ¡jajajja!  Mi abuelo salía al monte con las “espardenyas” como él las llamaba… y eran super viejas y agujereadas y nunca se cayó ni se resbaló. Ahora suelas “vibram” o “contagrip” con agarre total hasta en terrenos húmedos y resbaladizos… por no hablar de esos supercortavientos que llevamos de colores cantarines (al menos si nos caemos nos pueden localizar rápido). Pero en el fondo yo creo que los caminantes de antes y los de ahora sentimos lo mismo. Hay algo en las montañas que nos atrae.

Saludos, Amparo.