Mateo y su colesterol

Hola, soy Mateo.

Esta es mi aportación. Yo era el ser humano más sedentario del mundo.  Empecé a caminar porque me lo recetó el médico (junto a unas pastillas para el colesterol). Me lo tomé en serio y salgo a caminar todos los días un par de horas a paso rápido por las afueras de mi ciudad. Llevo un año y medio con esta sana costumbre y si algún día no salgo, mi cuerpo lo echa de menos. Se ha  convertido en necesidad vital. Y por cierto, mi colesterol y triglicéridos están ahora perfectamente 😉